Esas estrellas que llueven

Descargar ficha
Esas estrellas que llueven

Juan Herranz Pérez

Zaragoza, 2016

Encuadernado en rústica
212 páginas, 15x23 cm
Colección Sueños de tinta, 54

ISBN 978-84-8465-503-9

PVP 17.00 €
Comprar en Librería Central








San Virila, el legendario santo que durmiera durante trescientos años, transcribió el profético sueño en el que se sumergió. Los que llegaran a conocer su vaticinio pondrían todo su empeño en desvelar el misterio que sus palabras albergaban.

Sofía también tenía un repetitivo sueño del que surgían multitud de preguntas que atormentaban su existencia desde su nacimiento y que la impulsaban a actuar, a moverse tras esas oníricas incertidumbres que habían arraigado en su alma.

Y llegó la hora de saber si tantos sueños eran solo mensajes desordenados de la inconsciencia o si revelaban los grandes secretos que suelen esfumarse en el instante del despertar. Tal vez los sueños siguieran un texto que se estaba reescribiendo entre las líneas ya trazadas de nuestra constelación, equilibrándose a duras penas entre la incontrolable ansia de conocer y el indudable peligro que acecha a todo el que busca respuestas sustanciales.

El santo, Sofía, las estrellas que los unen a ambos y el guion escrito en el cosmos, la gloria del conocimiento o la inquietante idea de que el porvenir puede ser una noche oscura cernida sobre el mundo desde un pequeño pueblo llamado Undués de Lerda.

¿Crímenes perfectos? Meluca y el caso del brigdista asesino

Descargar ficha
¿Crímenes perfectos? Meluca y el caso del bridgista asesino

Pilar González Usón

Zaragoza, 2016

Encuadernado en rústica
336 páginas, 15x23 cm

ISBN 978-84-8465-504-6

PVP 19.50 €
Comprar en Librería Central
Buscar en Todostuslibros






Meluca, una mujer espléndida en su juventud, no admite que los años van pasando y se niega a ser una anónima ama de casa y una mediocre jugadora de bridge. Parece que no han dejado huella las zozobras y miedos que pasó en Asesinato en el club de bridge y no rechaza la propuesta de Alicia del Soto, representante del genuino espíritu del antiguo club de bridge, y de su hermano, Federico, exdiplomático, con vistas a averiguar la atormentada y compleja personalidad de Felipe de Montagut, escultor de cierto éxito, jugador también de bridge y político fracasado en sus aspiraciones a ocupar la alcaldía de Zaragoza por sus mentiras descubiertas por la prensa. Después del fatal accidente sufrido por su esposa, se sospecha de la existencia de un cruel asesino en serie capaz de los hechos más terribles.

Viajes, amor, pasiones secretas, intriga, rencor, suspense, crímenes y, como telón de fondo, la gratuidad del mal aparecen en esta nueva aventura de Meluca, donde se dan la mano el mundo más esnob y elegante con otra realidad sórdida desconocida para nuestra protagonista. El peligro no intimida a esta detective amateur que se empeña en descubrir al culpable, y apura su vida al máximo, con pasión, porque «lo importante en esta vida no es que ganes o pierdas, sino que no pierdas las ganas».

Si no existe el crimen perfecto, Pilar González Usón sí ha sabido construir con su extraordinaria habilidad como narradora un entramado similar a un mecano, en el que cada pieza va descubriendo al lector que la casualidad no es tal y todo tiene una explicación.

Así pues, se trata de una novela de humor negro que conjuga una velada crítica social, una historia original y un personaje central rodeado de un coro de secundarios, convirtiéndola en un todo divertido, intrigante, cruel al mismo tiempo y, siempre, inolvidable.

Burdeles reales


Burdeles reales
GONZÁLEZ GUILLÉN, Francisco JavierZaragoza, 2016Encuadernado en rústica. 648 páginas + 1 pliego de 24 páginas en color. 17x24 cm978-84-8465-499-5PVP 29.00 €Comprar en Librería CentralBuscar en Todostuslibros
Alfonso XIII fue hijo de Alfonso XII pero no de la reina Cristina (María Cristina de Habsburgo Lorena). La madre de Alfonso XIII fue una preciosa granadina: Adela Lucía de la Santísima Trinidad. Isabel II nunca copuló con su marido y primo Francisco de Asís, resultando que Alfonso XII fue parido por la reina pero concebido por los espermatozoides del capitán de Ingenieros Enrique Puigmoltó. Isabel II no fue hija de Fernando VII porque este Borbón era impotente. La puttana ma pia (así llamaba el papa Pío IX a Isabel II) era hija de la reina María Cristina de Borbón Dos Sicilias (cuarta esposa de Fernando VII) y el guardia de Corps Fernando Muñoz. La marquesa de Mejorada, Francisca de Borja, fue concubina fiel durante veintisiete años del inquisidor general Ramón José de Arce. ¿Tuvieron hijos? La reina María Luisa, esposa de Carlos IV y amante de Godoy, aseguró que ellos tres eran la Santísima Trinidad; de este ménage à trois resultaron dos vástagos: Isabel de Nápoles y Francisco de Paula, que no eran hijos del rey sino del valido. El holocausto nazi se inspiró en la Gran Redada organizada por Fernando VI contra los gitanos. Las ordenanzas militares de Carlos III aseguraron la pérdida del Imperio. María Luisa Gabriela de Saboya, primera mujer de Felipe V, se negó a folgar en su noche de bodas; ocurrió en Figueras (Gerona). Felipe V firmó en 1713 la autorización para vender en la América española ciento cuarenta y cuatro mil esclavos negros, por tiempo de treinta años, cobrando el rey un mínimo de doscientos mil pesos escudos. Luis I, primer Borbón enterrado en El Escorial, estuvo casado con la princesa francesa Luisa Isabel de Orleans, a la que le gustaba desnudarse en público, emborracharse e ir in puribus por Palacio. Carlos II, el Hechizado, impotente sexual, tenía como pasatiempo capar gatos. Felipe IV nació el 8 de abril de 1605, que era Viernes Santo y, por tanto, Viernes de Dolor; para que se pudiera celebrar el nacimiento, Roma declaró esa fecha Domingo de Resurrección. Felipe III trasladó la Corte a Valladolid en 1600, propiciando un caso de corrupción urbanística solo superado durante la Constitución de 1978. Felipe II podía acostarse con su esposa (tuvo cuatro) previa autorización de su ayo Juan de Zúñiga. Carlos I arruinó España para sobornar a los príncipes electores que debían nombrarlo emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.
Burdeles reales explica con detalle estas y otras muchas peripecias del curso de nuestra historia, enlazándolas con sus coetáneas de otras Cortes y de otras costas.
Contenidos:
1. Mamá, ya no soy virgen
2. Alzad el velo de las novicias y…
3. El Borbón daba rejonazos a los obreros
4. La persona del rey es sagrada e inviolable
5. Es costumbre real el robar y los Borbones…
6. Bragas iluminadas con advocaciones divinas
7. Bis sextus dies ante calendas martii
8. Una rusa puso el primer árbol de Navidad
9. ¡Ha llegado el consolador!
10. Cuarenta y dos años de emasculación intelectual
11. También se casaban con sus cuñadas viudas
12. Democracia fofa, de sexo autonómico
13. Un imperio gobernado por putas y cabrones
14. ¡Dale la mano a Pepe, que te ha hecho rey!
15. Negocio sufragado por 390.000 cadáveres
16. Un sordo más en la dinastía
17. Caciques con derecho de pernada
18. El festival nacional del estiércol
19. Me casaré si ustedes me buscan novia
20. El Olimpo de los zánganos
21. Quedó consumado el Pacto de El Pardo
22. «De guapa y de bé feta era de lo que no s’habia vist»
23. Mi general, ¡ahí va eso!
24. Todos eran soplapollas con título
25. Quedó casada ante dios y virgen ante los hombres
26. Nos falta el culto de la patria grande
27. Finalmente, María Josefa de Sajonia accedió a copular
28. ¿De quién eran los espermatozoides?
29. Fecundación per cannam auream
30. Nómada de su propia vida
31. La puta, el cabrón y el alcahuete
32. La guillotina demostró lo contrario
33. La sodomizaba a mano y…
34. Borbón e Hijos S.A.U.
35. Consumaron el matrimonio aquella noche
36. La Gran Redada
37. Le gustaba ir in puribus
38. Cucarachas de cochinilla, femeninas y vírgenes
39. A Carlos tampoco se le puso enhiesta la verga
40. La muerte tenía un precio y en divisa convertible
41. Ese día se organizó la de dios es cristo
42. La profanación real del himen de Chirel
43. Prosperaron hasta llegar a ser molt honorables
44. ¡Oh, dios mío! ¡La reina es una mujer!
45. En Yuste comenzó a padecer de hemorroides
46. Aquella rizada mata de púbicos cabellos rubios
47. El cardenal era un playboy

Descargar breve reseña


· Ver fotos de la presentación en Barcelona (18/04/16)
· Ver fotos de la presentación en Zaragoza (19/04/16)
· Reseña en Revista Clío (número 177, julio 2016)
· Entrevista al autor en el blog Ganas de vivir (02/07/16)
· Reseña en el blog Palabras que hablan de historia (11/07/16)
· Entrevista en El Pirineo Aragonés (15/07/16)
· Ver fotos de la presentación en Jaca (20/07/16)
· Entrevista en Diario del AltoAragón (20/07/16)
· Revista Clío, año 15 - Número 178, páginas 72-83. Monarcas españoles / Fernando VII: retrato de un rey polémico, por Francisco Javier González Guillén
· Ver fotos de la presentación en la Feria del Libro de Villanúa (20/08/16)
· Entrevista al autor en Radio Jaca, y cuñas de publicidad anunciando la presentación en Villanúa
· Noticia de Radio Monzón con motivo de la Feria del Libro de Monzón (30/11/16)
· Entrevista radiofónica al autor con motivo de su participación en la Feria del Libro de Monzón (30/11/16)
· Reseña en el Blog de Llibreria Serret (30/11/16)
· Entrevista en la revista Vivir Monzón (Noviembre 2016, páginas 18 y 19)


Capaces de matar. Un caso de Amelia Breman

Capaces de matar. Un caso de Amelia BremanOROZ ELFAU, JavierZaragoza, 2016Encuadernado en rústica. 256 páginas, 15x23 cm. - (Sueños de tinta, 51)978-84-8465-501-5PVP 16.00 €Comprar en Librería Central
Conocí a Amelia Breman cuando era una novicia del convento de las Siervas de Jesús y María en Zaragoza. Años más tarde, y, tras dejar el convento, Amelia se convirtió en una psiquiatra especialista en conductas que coopera con los juzgados y la policía y que ha protagonizado algunos casos criminales de difícil solución y bastante impacto mediático.
El fúnebre apellido de la amiga de Amelia, Beatriz Skeleton (Esqueleto), corresponde al de su marido americano Stanley Skeleton, con el que se casó a sus tiernos diecinueve años y del que enviudó cinco felices años más tarde. A esa felicidad ayudó, siquiera fuese ligeramente, el hecho de que la fortuna Skeleton de esquelética no tenía nada, ya que figuraba entre las cien primeras del ranking mundial.
Bea y Amelia colaboraban en una ONG, y ambas coincidieron, en el verano del 83, en un campamento de miseria y horror en el Sudán. Allí vivieron unas dramáticas jornadas que las marcaron profundamente y las unieron, seguramente, para siempre. A la muerte de su marido, Beatriz volvió a España y siguió con su dedicación a los desfavorecidos. Igual que Amelia, aunque a esta la mueva su caridad cristiana, lo que motiva las continuas chanzas, pullas y denuestos de Bea, atea integral y militante.
En esta novela les contamos, con la mayor concisión, no la primera investigación de Amelia en el tiempo, sino la primera que se edita. Nuestra intención es seguir con las demás, según dicte su benévolo juicio e interés, queridos lectores.
Estamos en el verano de 1999; Amelia y Bea van a pasar unos días en un hotel de lujo y descanso, alejado de todo. Amelia ha terminado uno de sus ensayos sobre comportamiento criminal que ha titulado Capaces de matar y que sostiene la tesis de que «todos somos capaces de matar, lo que no significa que seamos malas personas».


Descargar ficha